Datos que no sabías sobre el cepillo de dientes.

El cepillo de dientes es un objeto indispensable en nuestra vida. Por eso, hemos decidido recopilar algunas curiosidades para que sepáis algo más de esa pieza que usamos cada día.

El tiempo es algo muy preciado y, a lo largo de nuestra vida, invertimos mucho más de lo que pensamos en pequeñas tareas y hábitos. Diversas fuentes señalan que si juntáramos todos los minutos que una persona (de media) emplea en cepillarse los dientes acumularíamos unos 90 días.

El cepillo de dientes en Egipto y Babilonia, 3500 a.C

Las civilizaciones de Egipto y Babilonia usaban un utensilio para los dientes  que se sigue utilizando actualmente en el mundo musulmán: el famoso Miswak o Siwak.

Este cepillo de dientes se extraía del árbol Salvadora Pérsica, cuya savia contiene propiedades curativas y antisépticas. Se arrancaba una rama de la que un extremo se mordisqueaba y la otra punta se usaba como mondadientes.

El cepillo de dientes en China, 1400 a.C

Según la Asociación Dental Americana, el primer inventor del cepillo de dientes fue un emperador chino. Este incrustó, en un extremo de hueso o de bambú, una serie de cerdas de pelo de cerdo. Los mercaderes occidentales se trajeron con ellos el invento, pero en Europa el cepillo de dientes no prosperó. Pero en algunas clases altas, sustituyeron las cerdas de cerdo por cerdas de caballo, que eran mucho más suaves, y empezaron a utilizarlo.

El cepillo de dientes en Inglaterra, año 1780.

William Addis es considerado como el inventor europeo del moderno cepillo de dientes. William Addis fue encarcelado al ser condenado por una serie de disturbios públicos. En Europa para la higiene dental se utilizaba un trapo que a veces se empapaba en sal. Ante el aspecto de los trapos que en la cárcel daban a los presos, Addis decidió una noche robar un hueso de pollo, en cuyo extremo hizo un orificio que llenó de cerdas. Al salir de prisión, William Addis decidió comercializar su cepillo, y su legado, continuado a su muerte por su hijo, ha llegado hasta nuestros días en la famosa marca de cepillos de dientes Wisdom Toothbrushes.