La pasta dental.

Uno de los elementos que no debe faltar nunca en nuestra higiene dental es la pasta de dientes. Por ello, cuidar de la salud de nuestra boca, consiste en un correcto cepillado 3 veces al día, elegir el cepillo correcto y cambiarlo cuando sea necesario. Pero… ¿Y la pasta dental?

Es importante utilizar la correcta crema para cepillar los dientes, por ello aquí responderemos a algunas dudas frecuentes.

¿De qué está compuesta la pasta de dientes?

La pasta de dientes, suele estar compuesta de, entre otros materiales: flúor, monofluorfosfato de sodio, arcilla, cuarzo, fluoruro de sodio y calcita. Además contienen agua, algún elemento que le aporta el sabor y otros que controlan el pH como algún colorante.

¿Qué propiedades tiene la crema dental?

Lo cierto es que todas llevan una porción de flúor que es lo que nos ayuda a prevenir la caries. Hay que tener cuidado con esta porción porque el exceso de flúor nos puede generar, de ahí la importancia de enjuagarse tras el cepillado.

Tipos de pasta:

  • Infantiles: con sabor y color que las hace más atractivas a los más pequeños de la casa. A su vez tienen menor concentración de flúor porque una alta cantidad de este componente puede ser dañino para los niños.
  • Con protección para las encías: tienen componentes que protegen las encías y las refuerzan, así como tienen antiséptico para curar heridas o aftas.
  • Blanqueantes: con elementos abrasivos que blanquean los dientes. Hay que tener cuidado con estas porque pueden dañar la dentadura.
  • Para el mal aliento: los componentes químicos ayudarán a reducir en parte el olor fuerte de la boca.
  • Para dientes sensibles:ayudan a fortalecer las piezas dentales sensibles.
  • Especiales para prótesis o dentaduras:con elementos especiales para dentaduras postizas o prótesis.

En conclusión, tu odontólogo puede asesorarte y ayudarte en la elección de la pasta de dientes, en especial en casos donde hay alguna enfermedad o sintomatología previa.